SuscripcionesContactoPublicidad Directorio Hemeroteca Mapa de sitio
PUEBLA  
 

Iniciativa privada descontenta con Doger

Magaly Herrera
Lejos de resolver las principales demandas del sector empresarial, el alcalde de Puebla, Enrique Doger, profundizó y acumuló problemas.

 

 


Publicidad

La A un paso del arribo de un nuevo gobierno municipal en Puebla, las cúpulas empresariales amplían su agenda de peticiones para la próxima administración y preparan propuestas para que la presidencia en turno las tome en cuenta sin pretextos.

Sea cual sea el partido político ganador en los comicios del próximo 11 de noviembre, los empresarios exigen voluntad  para abatir la corrupción. La administración de Enrique Doger Guerrero acumuló problemas sin resolver. La corrupción, la opacidad, la falta de transparencia, de diálogo y de consensos tienen insatisfecha a la iniciativa privada.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), Juan José Rodríguez Posada, acepta que por el exceso de trámites en el ayuntamiento, los funcionarios corruptos ganan incalculables cifras de dinero. “Amparados en reglamentos que no se pueden cumplir –afirma– los funcionarios hacen blanco de extorsión a las empresas generadoras de empleos. Pese a que se han realizado mesas de trabajo para proponer soluciones de simplificación administrativa, no hay voluntad para llevarlas a cabo”.

Al respecto, Guadalupe Lozano Garfías, presidenta de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y de Alimentos Condimentados (Canirac) refiere que para abrir un negocio en el municipio no basta con los dos días que presume el Sistema de Apertura Rápida de Empresas.

El problema es de fondo. Por la falta de regularización en el cambio de uso de suelo pueden pasar semanas para que un propietario obtenga la acreditación de su negocio. Además las supervisiones de control son numerosas e innecesarias porque no hay un seguimiento por escrito y bien definido sobre qué locales comerciales van en orden con los requerimientos municipales. Eso también estimula la corrupción.

“Las revisiones a restaurantes deben tener un control muy exacto porque en un mes hasta siete inspectores diferentes revisan los negocios y el restaurantero o atiende a su clientela o a los supervisores. Por eso, la próxima administración debe crear un plan estratégico para que una sola supervisión sea suficiente”, sugiere la representante de la Canirac que tiene afiliados a 7 mil restaurantes. 

Para los empresarios, un problema urgente que tampoco resolvió la alcandía de Doger Guerrero es el comercio informal. Tal es su impacto, que los puestos ambulantes de comida se quedan con más de la mitad de las ganancias de los establecidos sin pagar impuestos. Se calcula que por cada restaurante, hay otro más que es informal y que sólo paga cuotas a sus líderes.

Javier Cacique, secretario de Gobernación, advierte: “Muchos líderes empresariales olvidan que en  más de una ocasión han invitado a los empresarios a conversar para llegar a acuerdos. Muchos se suman a una lucha política que no les corresponde. Los establecidos exigen, pero hemos detectado que muchos incluso surten a los ambulantes”. 

Por su parte, de la iniciativa privada, dice el alcalde Enrique Doger, “siempre la he tenido en buena estima por ser propositiva, pero algunos se limitan a jugar roles políticos que intensifican de cara a las elecciones”.   

El comercio informal ha ocasionado que más restaurantes estén al borde de la quiebra; algunos, con apenas seis meses o menos de haberse iniciado en el ramo. Lozano Garfías advierte que “es una competencia desleal porque cocinas económicas que sí cumplen con los requerimientos se ven amenazadas por los puestos informales que venden el doble que las establecidas y no hacen ningún aporte al municipio”.

Rodríguez Posada, considera que el reordenamiento en el centro histórico no se resolvió por incapacidad de los funcionarios e intereses políticos y económicos. Quien encabeza al CCE califica como inaceptable el doble discurso de los funcionaros “chapulines” como el extesorero Jorge Alfonso Ruíz Romero.

“Es triste que quien nos prometió que retiraría a los ambulantes y sólo logró que se incrementaran, ahora se postula para buscar una candidatura que, además, es apoyada por los ambulantes, lo que deja entrever un doble discurso”, opina el empresario.

En opinión de Antonio Garay Orea, representante local de la Cámara Nacional de Comercio (Canaco), el comercio ambulante es un problema que la presidencia de Enrique Doger Guerrero no pudo controlar, a pesar de las constantes pérdidas económicas que los negocios establecidos le reprocharon al gobierno. “Más allá de la invasión –reclama– los comerciantes informales restan a los negocios establecidos ventas hasta por un 40 por ciento de sus ganancias”.

Garay Orea asegura que esta vez la Canaco presentará a los próximos candidatos un pliego petitorio para solicitar la reubicación definitiva de los ambulantes. También mencionó que es necesario hacer un análisis acucioso del tema para aplicar soluciones efectivas a favor de los establecidos y de los propios ambulantes. Convencido de que los operativos municipales no dieron resultados y no liberaron al centro, la Canaco elaborará propuestas concretas para que el próximo gobierno las asuma y no pretexte incapacidad.

Deficiencia y cerrazón en obras

El presidente del CCE asevera que la transparencia quedó en entredicho en esta administración. También considera que la gestión del priista Doger Guerrero no aplicó un esquema de transparencia para la asignación de obras, por el contrario, hubo parcialidad y favoritismo. “Sólo hay que revisar las listas”, apunta.

Bajo este tenor, Armando Adame Sosa, representante de la Cámara Nacional de la Industria de la Construcción (CMIC), coincide y señala que en este gobierno cambiaron algunas reglas que no incluyeron a las agrupaciones empresariales: “Antes había un consejo de licitación y ahora se sustituyó por la figura federal de testigos ciudadanos, entonces no vimos manera de participar porque no hubo apertura”.

Rodríguez Posada añade que la opacidad del gobierno municipal  causó suspicacias entre los empresarios, pues, aunque el municipio se caracterizó por el número de obras, éstas son deficientes: “No estamos ciegos. Vimos la cantidad de acciones realizadas para tapar los baches, pero lo cuestionable es su mala calidad porque otra vez las calles de Puebla están llenas de hoyos, incluso, hay puentes que la misma autoridad califica como mal hechos”.

En su caso, el presidente de la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) en Puebla, Luis Mora Velasco, subraya que ha faltado esfuerzo del gobierno para llevar a cabo obras con visión y a largo plazo: “La planeación del municipio no puede verse interrumpida por la alternancia en el poder”.

Mora Velasco sugiere que el próximo gobierno diseñe un Plan Intermunicipal de Desarrollo como el que instituyó el exgobernador Manuel Bartlett Díaz, para que el crecimiento de la ciudad sea ordenado. A su parecer, tres años son insuficientes para que un gobierno municipal dé mejores resultados, pero “un Plan Intermunicipal se mantendría más allá del trieño y coadyuvaría a que Puebla adquiera un nivel de desarrollo a largo plazo, ya que la hemos dañado con la alternancia política”.

Ésta también es una propuesta de la CMIC. Adame Sosa revela que la Cámara  planteará  que el próximo gobierno municipal contemple la entrega de los proyectos a universidades o instituciones sociales para que los siguientes presidentes municipales no empiecen de cero y den seguimiento a las buenas ideas: “Con un diseño de resguardo especial, los organismos encargados de desarrollar proyectos de gran visión podrán cuidar que éstos no se politicen y cumplan con su función social”.

En este punto, insistió en que el próximo gobierno municipal no debe ignorar que Puebla es la cuarta zona metropolitana más importante del país. En esa medida, resalta que es necesario un Plan Metropolitano, porque ya no están muy claros los temas de vivienda y comercio, y se está regularizando el ejido de manera irregular por el crecimiento de la ciudad.

“Aunque el cabildo aprobó el Instituto de Planeación Municipal, es tarea de la próxima administración aprovecharlo no sólo como una instancia municipal, sino metropolitana. Sólo así podremos sentarnos en una mesa de diálogo para tratar estos temas. Mejor aún sería que los Consejos Ciudadanos de Participación trasciendan a los gobiernos para garantizar la transparencia y el consenso”, indica Adame Sosa.

El representante de la Coparmex señala que si el próximo gobierno municipal les da prioridad a los Consejos Ciudadanos, se reducirá el riesgo de politizar el trabajo a favor de la sociedad.

Mala imagen urbana 

Los empresarios encuentran que mejorar la imagen urbana es una inversión necesaria para impulsar la industria sin chimeneas: el turismo. Antonio Garay Orea no concibe que en el mayor atractivo turístico de la ciudad, el centro histórico, haya coladeras abiertas que pueden ocasionar accidentes: “El centro está sucio y las fachadas en pésimo estado; eso no podemos ofrecer al turista”.

Aun Guadalupe Lozano Garfías dice que el reto del próximo gobierno será hablar con la verdad a todos, incluso a los propios turistas, quienes esperanzados con la idea de visitar una ciudad llena de monumentos históricos alumbrados, lleguen a un centro oscuro y maltratado.

Además de mejorar el alumbrado público que no satisfizo a la iniciativa privada, la presidenta de la Canirac dice que es necesario que el próximo ayuntamiento invierta en la iluminación de sus monumentos para atraer más turistas.

Además propone que el municipio explote el turismo a través de un instituto con mayor autonomía y presupuesto, y se encargue, incluso, de embellecer las entradas de la ciudad, lo que se traduciría en mejores ingresos para los capitalinos.

La presidenta de la Canirac considera como otro desafío del gobierno municipal entrante el de mantener y mejorar la seguridad en Puebla. Lozano Garfias opina que aumentó el número de restaurantes que contrataron seguridad privada para mejorar la calidad de sus servicios: “Éste fue un tema que no satisfizo a los empresarios debido a los constantes cambios en la Secretaría de Seguridad Pública”.

Si bien, el proyecto dogerista levantó grandes expectativas entre los empresarios por el proyecto académico y joven que se propuso, al final los funcionarios chapulines y los constantes relevos hicieron perder la continuidad de los proyectos.

Su opinión la comparte el presidente de la Coparmex, Luis Mora Velasco, quien indica que un gobierno municipal no debe recurrir al golpeteo político por encima de los intereses ciudadanos como sucede en la administración de Enrique Doger, en la que “predominó la poca transparencia y los dimes y diretes de sus funcionarios”.

En cuanto a una mejor pavimentación de calles, mantenimiento de parques y jardines, limpieza de la ciudad y seguridad, Adame Sosa sugiere que el próximo gobierno considere la posibilidad de recurrir a la iniciativa privada como una opción para que inviertan en estos rubros bajo un modelo de transparencia y certidumbre al resto de los ciudadanos:

El presidente de la Coparmex reitera que a pesar de los aciertos de Enrique Doger, su cerrazón y su berrinche político para no transparentar sus proyectos dejarán un mal sabor de boca a los empresarios.

 

Publicado en: Septiembre 2007 / Año 1 / Número 9



Tu opinión:

Tu nombre:
E-mail

Escribe tu mensaje aquí:

Publicidad

Caricaturistas de Contralínea
De Actualidad

 

 

 

Publicidad


Humor:  

 

Avance Contralínea

En la República:  

Números atrasados
Publicidad:  




Baja California Chiapas Chihuahua Coahuila Estado de México Guanajuato
Oaxaca Sinaloa Sonora Hidalgo Michoacán NacionalTamaulipas Veracruz Zacatecas



2005 Revista Contralínea Derechos Reservados CIMCOM
Av. Juárez 88, primero piso, desp. 110 y 111. Col. Centro, México D.F.
Tels: 9149-9802 /03 /05

Sitios Recomendados:
| Oficio de Papel | Revista Fortuna | Los periodistas | Fraternidad de Reporteros de México |
Responsable del sitio: Gonzalo Monterrosa Galindo